Quiero dejar mi trabajo, pero me da miedo

Seamos sinceros, las condiciones laborales actuales no son muy halagüeñas, bien sea porque la crisis (que ya no es crisis, es una situación normalizada) ha provocado que las empresas no puedan dar unas buenas condiciones a los trabajadores, o porque muchos empresarios se han aprovechado de la situación para aumentar el margen de beneficio a costa de los trabajadores.

Quiero dejar mi trabajo es una de las búsquedas más recurrentes en Internet, la gente no está feliz y es triste, porque el plano laboral ocupa una gran parte de nuestro día a día, y dedicar todo este tiempo a algo que nos hace infelices es una auténtica desgracia, por muy normalizado e interiorizado que lo tengamos.

Normalmente uno quiere dejar el trabajo aun con miedo por distintos motivos, para establecerse por su cuenta, para buscar un trabajo mejor o simplemente para poder descansar.

DEJAR EL TRABAJO PARA ESTABLECERTE POR TU CUENTA

Yo trabajaba para una agencia de Marketing Digital fuera de Alicante, tele-trabajaba para ellos, y en un momento de mi vida tuve que tomar una decisión, mantenerme en esta agencia donde tenía un sueldo medio de 2600 – 2700 / mes, o fundar junto a un socio mi propia agencia de Marketing Digital y comenzar con un sueldo de 1300. Decidí lo segundo porque realmente era lo que me apetecía, y fue una muy buena decisión.

Lo hice sin lanzarme al vacío, aunque pudiera parecer lo contrario, con un plan. Fundé mi propia agencia y esperé unos meses trabajando el doble hasta que dio el suficiente dinero mensual como para poder vivir dejando mi puesto en la otra agencia. Con menos ingresos, pero con cierta seguridad y sobre todo con la capacidad de dedicarme al 100% a mi propio proyecto, lo cual se notó muy a corto plazo.

Desarrollar un plan de acción antes de dejar tu actual trabajo no es quedarse estancado, no es esperar al ¨momento perfecto¨, porque éste no existe, puedes levantarte con todo a favor y acostarte con tu casa en llamas, parece una broma pero es cierto, las dificultades muchas veces llegan sin avisar. Pero no vamos a estancarnos por esto.

Imagino que si tienes pensado dejar tu trabajo y estás aquí leyendo esto es porque tienes más o menos claro a lo que quieres dedicarte, lo que quieres hacer por tu cuenta, pero por si acaso te comparto un artículo con algunas ideas para el autoempleo.

La idea es primero testar el modelo de negocio que queremos emprender, no tenemos que dejar nuestro actual trabajo hasta que no lo testemos si no queremos, y si es incompatible podemos esperar hasta que recibamos nuestras primeras peticiones de presupuestos por ejemplo para saber que hay necesidad y que estamos llegando hasta ella, y entonces dejar el trabajo con menos miedo ante el futuro.

La verdad es que salvo que seas funcionario o lleves muchos años en una gran empresa (y tampoco) no hay mucha mayor seguridad en una empresa que en un autoempleo, ya no.

DEJAR EL TRABAJO PARA ENCONTRAR UNO MEJOR

Bien porque tu entorno laboral actual no es bueno, porque te aburres, porque la retribución económica puede ser mejorable, porque quieres más responsabilidades…

También tenemos que trazar un plan en base a las respuestas ante dos preguntas clave:

  1. ¿Tenemos una marca personal potente en el sector?
  2. ¿Tenemos puertas a las que tocar para que nos ayuden en la búsqueda de un buen trabajo?

Si la respuesta es NO quizá hay que trabajar de forma continuada estos dos factores antes de lanzarnos, si la respuesta es SÍ genial, hemos hecho los deberes y tenemos amplias opciones de mejorar nuestra situación.

Para ambas hay metodologías que trabajar:

  1. Formación continua y desarrollo de contenidos propios en Redes Sociales, en un Blog, o en Blogs relacionados como autor invitado. Para potenciar nuestros conocimientos y nuestra marca personal.
  2. Mejorar las relaciones con personas clave como responsables en departamentos o empresas donde podamos en un futuro desarrollarnos, profesionales de Recursos Humanos, reclutadores profesionales con especialidad en nuestro sector, profesionales como nosotros en distintas empresas interesantes que puedan ser nuestros futuros compañeros. Para desarrollar este punto: Los eventos y LinkedIn.

La primera metodología nos da opciones de trabajo, la segunda oportunidades.

DEJAR EL TRABAJO PARA TOMARTE UN TIEMPO SABÁTICO

Si tienes calculados tus gastos, tienes ahorros o ingresos pasivos y quieres dejar tu trabajo para tomarte un tiempo sabático donde viajar, leer, en definitiva vivir experiencias, olé.

No dejes que nadie te diga que es tiempo perdido, que a veces parece que el tiempo que se emplea en simplemente vivir en vez de trabajar sea tiempo perdido, y en verdad no hay tiempo mejor aprovechado.

Además si aprovechamos este tiempo sabático para vivir auténticas experiencias de vida, nuestro regreso al plano laboral será más rico.

Yo por fortuna tengo un trabajo que me permite ser dueño de mi tiempo hasta cierto punto, viajar, decidir cuándo entrar y salir… Pero hay gente que realmente ha dejado de lleno su trabajo y se ha ido simplemente a vivir.

¿Quieres dejar tu trabajo pero te da miedo? ¿Ya lo has logrado? Cuéntame en comentarios y enriquezcamos este contenido con más experiencias reales 🙂

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *