La Rueda de la Vida: Un ejercicio de equilibrio

Cuando conocí esta técnica recurrente en los ejercicios del Coaching, me vino a la cabeza la famosa Pirámide de Maslow, que de forma ascendente va aplicando la motivación de cada uno en base a las necesidades humanas.

Pero la Rueda de la Vida es diferente, sí tiene en cuenta las necesidades personales pero es más dinámica, nos da una perspectiva de lo que es más y menos importante en nuestra vida y cuál es la situación actual de cada aspecto.

Hagamos este contenido con un ejemplo práctico.

Nos sentamos en un lugar tranquilo, sin distracciones, y reflexionamos sobre nuestro último año, ¿qué ha sido lo mejor? ¿qué ha sido lo peor? ¿qué echamos en falta?

Lo vamos anotando en un papel a modo de listado:

  1. El dinero.
  2. El trabajo.
  3. Los amigos.
  4. La familia.
  5. La salud física y mental.
  6. La autorrealización.

* Puse 6 aspectos de nuestra vida, pero pueden ser más o menos, creo que éstos podrían ser los básicos y comunes a la mayoría de nosotros, pero no tiene porqué.

** Aunque a priori pueda parecer que el dinero y el trabajo deberían ir juntos la verdad es que no, son cosas muy diferentes porque conozco personas con un muy buen trabajo que elevan el gasto a lo que ganan, y otras que ganando mucho menos tienen un colchón económico y una seguridad financiera mucho más grande que las primeras.

Pongamos que tenemos estos 6 aspectos en nuestra Rueda de la Vida, hagamos un círculo con cada aspecto en el arco externo y 5 puntos de inflexión en cada radio del mismo:

Bien, una vez tenemos los aspectos claros y dibujados en un papel, seguimos reflexionando, pero esta vez sobre lo felices que somos en cada uno de los aspectos, pongamos que el punto más cercano al arco exterior es lo más alejado de la felicidad, y el punto más cercano al centro lo más cercano también a la situación ideal en ese aspecto.

Sigamos con el ejemplo práctico, en mi caso particular.

En el dinero creo que debería mejorar con el control de gastos, en el trabajo estoy contento, en amigos creo que debería mejorar en el tiempo que paso con ellos, en familia estoy bien, en salud creo que debería potenciar el ejercicio físico, y en autorrealización estoy realmente feliz.

Una vez rellenados los puntos se unen con una línea y tenemos una Rueda de la Vida que nos da información directa y veraz sobre nuestra situación global y particular:

IMPORTANTE: No nos mintamos, en éste como en cualquier otro ejercicio de Desarrollo Personal nosotros vamos a ser los únicos testigos y jueces. ¿Qué sentido tiene falsear esta información para parecer mejores en nuestras vidas cuando precisamente lo que buscamos es mejorar?

Y a veces lo hacemos de forma inconsciente, porque cuando algo no nos gusta nuestro cerebro busca justificaciones que nos hagan sentir bien, cuidado con esto 🙂

YA SABEMOS QUÉ ASPECTOS HAY QUE MEJORAR, ¿Y AHORA QUÉ?

Ahora debemos marcarnos unos objetivos anuales:

1.- ¿Queremos mejorar nuestra seguridad financiera? Pues o ganamos más creando distintas fuentes de ingreso o pidiendo un aumento, o reducimos los gastos.

2.- ¿No estamos contentos con nuestra carrera laboral? Quizá es hora de buscar nuevas opciones o algunas veces también es una cuestión de chip mental.

Al hilo sobre este punto te dejo un artículo que escribí sobre la vocación profesional, y también una guía para tener éxito en LinkedIn en base siempre a mi experiencia 🙂

3.- ¿No quedamos suficiente con nuestros amigos? O quizá nos hemos mudado o hemos descuidado este aspecto durante tiempo y hemos ido perdiendo nuestro círculo de amistad… Es hora de dedicar un tiempo a la vida social, que además nos va a repercutir positivamente en el resto de aspectos sin darnos cuenta, desde el laboral al de salud mental.

4.- Mismo caso para la familia, más tiempo, no existe eso de poco tiempo pero de calidad, qué va, poco tiempo es poco tiempo, mejor pasa el tiempo suficiente y de calidad.

5.- ¿Estamos flojos físicamente o demasiado estresados mentalmente? La solución sin duda es apartar un poco de espacio diario para salir a correr, para practicar Yoga, quedar con los amigos para jugar al fútbol o al baloncesto como cuando éramos adolescentes (y esto además potencia también el punto 3).

6.- Y hay veces que en nuestra vida lo tenemos todo bien, y aún así nos falta algo, nos falta autorrealización, la gran olvidada por casi todos.

Ese viaje mochilero que siempre has querido emprender, ese libro que siempre has querido escribir, ese proyecto que tienes guardado en un cajón (de la mesa o del pensamiento), lánzate, sin planificar, sin medir, sólo lánzate. El mejor momento es ahora, quizá estás esperando a que algo se solucione o mejore, pero mañana podría incendiarse la casa.

IMPORTANTE: Para planificar mejor los objetivos anuales sobre nuestra
Rueda de la Vida recomiendo este artículo que escribí hace tiempo sobre mi metodología personal para perseguir y conseguir mis objetivos 🙂

¿Cómo quedó tu Rueda de la Vida? ¿Tienes muchos deberes para los próximos 12 meses?

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *