La Felicidad en el Trabajo, una Utopía posible

En mi trayectoria emprendedora he gestionado varios equipos, no han sido equipos de 40 o 50 personas sino más bien equipos pequeños de entre 5 y 12 personas. Uno de mis objetivos, aunque en muchas ocasiones no he sabido llevarlo a cabo tanto como me hubiera gustado o no he sabido llegar al ideal que tenía en mente, ha sido siempre crear un buen ambiente laboral.

Puede parecer utópico pero no lo es, y cada vez menos según en qué sectores. A mí la frase tan típica de ¨a nadie le gusta trabajar pero hay que trabajar¨ me mata. Y es que si tenemos una jornada de trabajo normal pasamos una media de 12 años de nuestra vida trabajando. ¿Cómo no vamos a intentar buscar la felicidad en el trabajo?

La responsabilidad es como en casi todo parte del gerente y también parte del trabajador.

1.- Ser feliz es un camino no una meta.

Muchas veces creemos que todo irá mejor cuando ascendamos, cuando nuestro compañero sea despedido, cuando el jefe descubra nuestras cualidades, cuando… Pero por cada buen momento suele haber uno malo 🙂

Aprender a ser feliz mientras transcurre la vida es el camino para ser realmente feliz, y no es nada fácil, requiere de grandes dosis de resiliencia.

2.- Hay urgencias pero las urgencias deben ser eso, urgencias.

Y esta premisa es tanto para los trabajadores como para los gerentes, porque los clientes aprietan a deshoras, y uno presionado aprieta a los trabajadores, y al final se crea un clima de estrés continuo, porque el trabajador nunca llega a desconectar de la jornada totalmente.

Yo he sido culpable de pedir cosas a deshoras porque habían clientes que me ponían contra la espada y la pared, y aunque luego intentaba compensarlo ofreciendo horas libres, o entradas o salidas más libres, no es lo mismo.

Urgencias hay, porque las hay y hay que afrontarlas, siempre que sean puntuales y no corrientes.

3.- Fomentar el desarrollo de empatía entre compañeros y roles.

Por eso tienen tanto éxito las actividades de Team Building y los espacios de relax en común dentro de las grandes oficinas. Porque crean climas más relajados donde compartir, aprender, intercambiar y empatizar.

Un trabajador que empatiza con el responsable del proyecto y con el compañero de otro departamento afín es un trabajador resolutivo y eficaz. Además de ser un trabajador con unas relaciones laborales mucho más sanas.

4.- Compartir los objetivos globales del proyecto.

He tenido siempre una lucha interna, más en los últimos años, sobre este punto. Siempre he hecho partícipe a los trabajadores del equipo de los objetivos globales de cada empresa, del rumbo que debería tomar, de las opciones y de la situación.

Esto ha sido bueno por una parte porque se han compartido muchísimas ideas que han servido para crecer, además entre muchos se rema mejor que entre uno sólo.

El problema es que cuando ha habido algún problema interno, el compartir todo esto ha supuesto que algunos trabajadores del equipo critiquen duramente algunas partes de la gestión sin conocer obviamente todos los pormenores de lo que hay detrás de esa gestión. Han sido casos puntuales pero dolorosos y algo problemáticos.

Imagino que no he sabido marcar bien las cercanías y las distancias a la hora de la visión sobre la gestión del proyecto, pero así y con todo considero que es una ventaja hacer partícipe a todos de los objetivos y el rumbo del proyecto 🙂

5.- Pequeños momentos / espacios de desconexión.

Hay algunas empresas grandes dentro de mi sector que tienen un espacio al aire libre donde se practica Yoga, estas cosas que pueden parecer pijadas marcan un punto de relajación en medio de la jornada laboral que reinicia la mente.

Yo nunca he tenido un espacio donde practicar Yoga en mis proyectos, no he llegado a tanto 🙂 pero sí he practicado mucho el llevarme al equipo a desayunar día sí día no. Media hora de desconexión fuera de la oficina donde hablar de cualquier cosa, y donde conocerse mejor.

¿Nos cuentas a todos en Comentarios otros aspectos que consideres clave para desarrollar felicidad en el trabajo?

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *