El Milagro del Mindfulness de Thich Nhat Hanh

Thich Nhat Hanh es un monje budista vietnamita con una historia de vida increíble.

En tiempos de guerra entre Vietnam y EEUU, este señor fundó la School of Youth for Social Service, un grupo de jóvenes estudiantes que recorrían el país levantando escuelas, hospitales, y ayudando en la reconstrucción de los pueblos siempre con una perspectiva basada en la importancia de alcanzar la paz.

Se mudó posteriormente a EEUU él mismo para difundir esta misma premisa e intentar acabar con el odio mutuo, se unió a activistas como Martin Luther King, que más tarde nominaría a Thich Nhat Hanh como candidato al Premio Nobel de la Paz.

Este maestro, escritor y profesor, ha unido diversas ramas del Budismo, con el foco en la base de la Atención Plena. Y hace unos meses terminé uno de sus libros precisamente sobre este mismo tema, llamado El Milagro del Mindfulness.

El libro es un clásico pero de ágil lectura gracias al estilo cercano de
Thich Nhat Hanh, se divide en partes teóricas y partes puramente prácticas de Meditación Consciente.

Me encantó particularmente un capítulo titulado Un día dedicado a ser consciente, donde muestra un ejemplo real e incita a que todos practiquemos un día de Meditación ¨en actividad¨, en vez de sentarnos con los ojos cerrados y meditar, pues vivir de forma consciente, si estamos lavándonos la cara sólo pensar en ello, si fregamos los platos o paseamos al perro sólo pensar en ello… Al final el objetivo de cualquier Meditación basada en el Mindfulness es abrir la puerta a que podamos vivir un presente más pleno, él simplemente propone en su obra que dediquemos un día a la semana a ponerlo en práctica.

Yo comencé a practicarlo y ya digo que es fácil sobre el papel y muy muy complicado en el transcurrir de las horas 🙂

Otro de los temas que toca en su obra, de vital importancia en la Filosofía Budista, es la Interdependencia. El hecho de que todo lo que nos rodea, incluidos nosotros mismos, dependamos de los demás.

Nos gusta pensar que no pero para que tengamos la mesa en la que comemos han intervenido una cantidad enorme de personas, en un proceso largo. Lo mismo para cualquier cosa que podamos ver ahora mismo en la habitación.

El libro termina con una serie de ejercicios prácticos para mejorar la Atención Plena, con tareas rutinarias de cada día como fregar los platos, tipos de meditaciones, enfoques a adoptar…

Ya estés interesado o no en el Budismo, El Milagro del Mindfulness es una buena fuente de la que beber y extraer reflexiones y calma mental.

Más información sobre el autor en Wikipedia 🙂

FRASES POTENTES DE THICH NHAT HANH

No hay camino a la felicidad, la felicidad es el camino.

¿Cuántas veces la habremos escuchado?

Cada pensamiento que produces, cualquier cosa que dices, cualquier acción que haces, lleva tu firma.

La responsabilidad siempre es nuestra.

Cuando amas a alguien, lo mejor que puedes ofrecer es tu presencia. ¿Cómo puedes amar si no estás ahí?

Importantísima reflexión, a veces pasamos tiempo con nuestros seres queridos en cuerpo pero no en mente…

La meditación puede ayudarnos a abrazar nuestras preocupaciones, miedos y odio, y es muy sanadora. Dejemos que nuestra capacidad de sanar haga el trabajo.

A veces nos enredamos con planes y pensamientos cuando la sanación está en dejar ir.

Practicas Mindfulness, por una parte, para estar relajado y pacífico. Por otra parte, inspiras esperanza para tener un futuro pacífico.

Es verdad, si todos estuviéramos en calma y en paz, ¿quién iniciaría la guerra?

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *