No sé a qué dedicarme: Descubrir la vocación

Si no sabes a qué dedicarte y quieres descubrir tu verdadera vocación te diré primero que ésta puede ser cambiante con el paso del tiempo, salvo marcados casos donde una persona lo tiene claro desde siempre y entonces no estaría leyendo este artículo ahora, pero creo que no es tu caso.

Digo que la vocación es cambiante con el tiempo porque actualmente, gracias a la tecnología, vivimos una época de reciclaje continuo. Pondré un ejemplo claro en mi caso, que me dedico al Marketing Online enfocado a ventas:

Un Informático que arregla ordenadores se convierte en un Informático que hace páginas web, pasa algo de tiempo y se convierte en un Webmaster encargado no sólo del desarrollo del sitio web sino de los contenidos o de la promoción, pero sigue pasando el tiempo y con el auge de los buscadores como Google se convierte en SEO (un profesional del Posicionamiento Web), pero luego toman el relevo las Redes Sociales con la entrada y la revolución que supuso Facebook, y el profesional se convierte en Social Media (si quiere), y así…

He puesto un ejemplo técnico muy claro pero hoy en día es complicado encontrar una profesión que no se vea influenciada por la tecnología y sus constantes cambios.

Esto puede asustar, por la necesidad de formación continua quizá, pero tiene un punto muy bueno: Podemos elegir nuestra vocación dentro de nuestra rama (o fuera aunque sea más difícil) sin miedo a estancarnos.

EL MIX ENTRE LO QUE NOS APASIONA, LO QUE SE NOS DA BIEN, Y LO QUE GENERA DINERO

Aquí están las preguntas fundamentales que nos darán una idea realista de a qué podemos dedicarnos para poder vivir en vez de sobrevivir.

¿Qué nos gusta hacer, qué nos apasiona? ¿La electrónica, el diseño, la fotografía, el trato con la gente, los libros…?

Respondiendo a esta pregunta podemos imaginarnos haciendo algo en nuestro día a día que realmente nos haga felices. Y está bien por cierto responder a todas estas preguntas por escrito, para releer y reflexionar, siempre aparecen nuevas ideas con el paso de las horas o de los días.

¿Qué es lo que además se nos da bien? Pues puede gustarnos el diseño pero que no se nos de nada bien, es complicado esto porque normalmente lo que nos gusta también se nos suele dar bien, aunque quizá nos falta práctica claro.

En esta pregunta también es positivo anotar que características personales tenemos, si somos extrovertidos y tenemos don de gentes, si aprendemos rápido, si hablamos idiomas, todas las condiciones personales que puedan arrojar luz si las entrelazamos a lo que nos gustaría hacer y pensamos en carreras profesionales relacionadas.

Por último, tenemos ya entrelazado lo que nos gusta hacer y lo que se nos da bien además de nuestras características personales, aquí entra la última pregunta que hemos mencionado arriba: ¿Hay carreras profesionales afines, o se puede generar dinero con lo que tenemos en mente?

Las respuestas a todas estas preguntas son el MIX que nos ilumina el camino de nuestra próxima vocación, de a lo que queremos dedicarnos.

ESCUCHAR ESTÁ BIEN, PERO CUIDADO CON EL CÍRCULO CERCANO

Seamos claros y sinceros, nuestro círculo cercano opina porque se preocupa por nosotros, pero no son objetivos. Ellos tienen sus propias respuestas a sus propias preguntas, y están condicionadas todas ellas a su experiencia.

Por ejemplo cuando yo comencé con 16 o 17 años a desarrollar proyectos web y a rentabilizarlos mis padres no entendían esto como profesión, y hasta que no comencé unos años más tarde a trabajar para agencias de Marketing, y vieron una oficina, una nómina, compañeros y jefes no lo pudieron entender, es normal, estamos un poco condicionados a nuestra época y a nuestras vivencias.

En tu caso puede ocurrir igual, no te enfrentes o crees tensión con tu círculo cercano porque no aprueben lo que quieres hacer, sencillamente lo más probable es que no lo entiendan y les preocupe que fracases.

Responde a tus propias preguntas y toma tu propio camino.

¿CÓMO QUIERES VIVIR, CON TRANQUILIDAD O CON PRESIÓN?

Y no hay nada malo en elegir uno u otro formato, por ejemplo en mi mundo profesional hay personas que eligen vivir con tranquilidad y libertad de horarios, esto también implica un menor crecimiento que se traduce en menos ingresos, pero valoran más el tiempo.

Y otras personas de mi círculo profesional mantienen una presión más o menos constante que les permite crecer más rápido y ganar más dinero.

Y sobre esto hay dos posturas sociales que me encuentro continuamente:

1º La postura social de las personas que quieren crecer espiritualmente y que defienden que el tiempo no se compra, que lo importante es vivir y no trabajar, que la libertad está por encima de cualquier pertenencia material…

2º La postura social de las personas que quieren crecer laboralmente y que defienden un estilo de vida donde está valorado trabajar un fin de semana, hacer horas demás, o aumentar constantemente su propia productividad.

No hay una mejor que otra, la que elijas dependerá de tu filosofía de vida, y estará bien si realmente te hace feliz.

Yo personalmente intento colocarme en un plano intermedio, y recientemente convertí a una ex-trabajadora de una de mis empresas en socia, esto me ha descargado muchísimo y a la vez me hace crecer mejor 🙂 cada situación – un mundo.

Pero sí es cierto que en base a cómo quieras vivir puedes elegir uno u otro camino.

PREGUNTA SIN MIEDO A LOS QUE YA VIVEN DE TU PROYECTO DE FUTURO

Da igual que no conozcas a nadie en el sector, ya quieras ser mecánico especializado en maquinaria agrícola o diseñador de interiores, en LinkedIn puedes encontrar a todos estos profesionales que ya han llegado a vivir de ello y además puedes seleccionar a los que han tenido una buena carrera.

No tengas miedo, agrégales como contactos, envíales un mensaje y preséntate, cuéntales lo que has pensado, lo que quieres, adónde quieres llegar, no escatimes ábrete, no los conoces de nada y no te conocen de nada pero si haces esto la mayoría te responderá y te ayudará con su experiencia, te lo aseguro 🙂

¿Nos cuentas en Comentarios qué ideas de futuro tienes? ¿Sabes ya a qué dedicarte?

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *